15/06/2017

P:

Me preguntas si ya me resigné. ¿Para qué quieres saberlo? ¿Para vivir tu libertad sin culpa?

Mi respuesta es no. Perdona que te decepcione, pero esa es la verdad. ¿Y qué esperas? No fueron semanas ni unos cuantos meses. Fueron años, y esos no se superan en unas cuantas semanas, mucho menos si te tomaste la libertad de decidir por mí. Culpa a mi alma sensible, si quieres, esa que es bien selectiva y no se abre a cualquiera… y que, aunque no quieras admitirlo ahora, conoces bien.

Tú sabes lo que es perder a alguien, tú también has vivido un duelo y sabes que superar una pérdida no es cosa fácil… aunque intentes escapar de ella.

Mi duelo es únicamente mío y durará lo que tenga que durar, pasará por cada una de las etapas en el momento justo… ya sabes que no huyo de la oscuridad que puede llegar a habitar mi alma. La dejo estar hasta que se quiera ir, hasta que me deje descansar porque de nada sirve evadirla.

Quizá para entonces pueda darte una respuesta.

N.M.